Betaizando al Macho Alfa

Descripción del Proceso de Betaizar al Macho Alfa: qué es la Betaización y como afrontarla y reenmarcarla.

El Proceso de Betaizar al Macho Alfa

Aquí describo el Proceso de Betaizar al Macho Alfa y como reenmarcarlo para haceros felices a tu mujer y a ti en la relación. El fin de este artículo es positivo. Está pensado para ayudar a los hombres a hacer más felices sus relaciones mejorando la atracción que sus mujeres sienten por ellos.

Betaizando al Macho Alfa

Imagen cortesía de grizzbass

Todos los tests a los que la mujer somete al hombre tienen como finalidad el conseguir un único objetivo: descartar a los machos más débiles y conseguir para ella al macho Alfa dominante. Este hombre será la mejor protección para ella y para sus hijos, el portador de los mejores genes.

Cuando ella consigue su objetivo (descartar a los machos más débiles y conseguir para ella al macho Alfa) comienza un proceso. Es el Proceso de Betaizar al Macho Alfa.

Este proceso es generalmente inconsciente en la mayoría de las mujeres, aunque existen excepciones. Por ejemplo las buscavidas son mujeres que conscientemente utilizan este proceso para conseguir poder sobre un hombre que tenga mucho dinero. Si prestas atención a las discusiones entre mujeres en un club descubrirás que hablan todo el rato sobre este tema: cómo atrapar un hombre poderoso y controlarlo.

Hay cosas que las mujeres nunca les dicen a sus hombres, ni siquiera a sus amados maridos.

En cualquier caso asumimos que – en la mayoría de los casos – el Proceso de Betaizar al Macho Alfa es inconsciente para ella misma. Es un instinto, un instinto muy fuerte.

¿Por qué una mujer intentaría debilitar exactamente a ese Príncipe que tanto quería como compañero? Bien, hay varias razones:

– Quiere poseerlo en exclusiva. La razón más simple del mundo.

– Competencia femenina: el el fondo de sus corazones las mujeres saben que el más alfa de todos los machos es aquél que jamás es exclusivo con una sola mujer. El mero hecho de estar de acuerdo con estar únicamente con ella es en cierta forma “beta”. Por eso muchas mujeres se ponen tan cachondas pensando en la fantasía de que su hombre podría acostarse con otras mujeres.

Es lo que se llama Evidencia Social: ¡eso les dice que han hecho una buena elección! Si muchas mujeres desean a su hombre, eso significa que eligieron bien.

Una forma muy segura de perder a tu mujer en una relación es demostrarle ¡que ninguna otra mujer te desea!

Esto no necesariamente significa engañarla. A las mujeres les gusta fantasear con la idea de que su hombre podría potencialmente conseguir a otras mujeres, mientras que les es fiel a ellas. En cierto modo, en lo más profundo de su psique, “sienten” que si un hombre consiente en estar sólo con ellas, de alguna forma está consintiendo en ser un poco “betaizado”.

En cualquier caso tienen la profunda necesidad de hacerle más debil, lo que le impediría propagar sus genes a otras mujeres.

– Cuando ella esté preñada, y durante un periodo de tiempo más largo tras el nacimiento del hijo, necesitará protección. Así que si no tiene ninguna influencia psicológica en él, existe el riesgo de que el hombre comience a tener líos por ahí en el momento en que ella necesita más su protección.

Así que, ¿qué es el Proceso de Betaización? Es un proceso que comienda justo después de que la mujer ha abatido a machos más débiles y comienza su relación con el macho Alfa.

Bien, tíos, la verdad es que este proceso dura para siempre, porque las mujeres tienen en su instinto más profundo:

  • La necesidad de comprobar de vez en cuando que su hombre sigue siendo Alfa.
  • Al mismo tiempo, la necesidad de transformarlo en beta, para asegurarse de que les será exclusivo.

Este proceso es extremadamente peligroso para la relación, y uno de los más peligrosos destructores de atracción para la mujer, si el hombre no sabe cómo tratarlo.

¿Por qué?

Porque si el hombre, de alguna forma, consiente en ser betaizado, ella perderá cualquier atracción que tuviese por él. Así que la paradoja es: lo que la mujer quiere en el proceso de betaización es exactamente lo contrario de lo que ella le está realmente haciendo.

Esta situación crea en la mujer un conflicto esquizofrénico.

Así que la labor del hombre en una relación es: ¡no dejar nunca que ella tenga éxito en betaizarte! Esto no implica necesariamente serle infiel, implica ser consciente de sus intentos de betaización y darle las respuestas correctas, de vez en cuando.

De alguna forma significa entender que lo que una mujer dice o hace en una relación no es siempre lo que ella realmente quiere. Esto para muchas mujeres es generalmente inconsciente como mencioné, realmente no están mintiendo, sólo actúan bajo la influencia de instintos muy fuertes, que contienen la contradicción:

“Voy a debilitar exactamente al hombre que tanto quiero, para poder estar segura de que se convertirá en un Proveedor para mí, y no propagará sus genes por ahí”

Ahora, existe un peligro para la mujer en este proceso: ¿cómo podría encontrar atractivo a un hombre que consiente en ser debilitado?

¡Ya no sería un Hombre para ella!

Así que la labor del hombre en la relación es entender que cuando su mujer intenta hacerle más debil, esto debe tratarse no dándole esa posibilidad, ni siquiera una vez, o de otro modo ella perderá atracción sexual y la relación se deteriorará.

Al hacer esto, el hombre debe tener en mente que los intentos de betaización son generalmente inconscientes por parte de la mujer. De hecho, esto es una medida de la salud psicológica de la mujer en concreto: mientras sus intentos de betaización sean más inconscientes, más estará ella psicológicamente sana (con alguna que otra excepción: por ejemplo las depresivas que tienen miedo al sexo y a la intimidad)

Por supuesto las buscavidas, feministas, mujeres que odian a los hombres y cualquier tipo de mujeres perturbadas psicológicamente son excepciones. Muchas de ellas son, en general, conscientes de este proceso para sus propósitos políticos o enfermos.

La única solución racional con ellas es: ¡no considerarlas nunca en serio para una relación!

Una mujer normal, que ama a su marido, generalmente es totalmente inconsciente de este proceso. De hecho si intentas hablar de esto con una mujer normal, ella nunca admitirá que funciona así. En cambio una buscavidas – en un raro momento de honestidad – será una artista describiendo cómo puede betaizar a un macho Alfa fácilmente.

Nunca olvidaré el comentario de una buscavidas cuando en nuestro segundo encuentro se dió cuenta de que no podía alcanzar mi alma y mi cuenta bancaria: “Franco, ¿me estoy haciendo vieja?”

Cómo se Desarrolla el Proceso de Betaización

Matrimonio de Leones

Matrimonio en el Reino Animal 🙂

Ahora analicemos cómo se desarrolla el proceso de betaización:

Repetir Tests Cíclicamente


Los expertos en Ligar y en Seducción saben que todas las mujeres ponen a prueba a los hombres al principio del Baile del Cortejo para seleccionar al macho Alfa.

Un fenómeno menos conocido es que una mujer repite sus tests periódicamente en una relación con el macho Alfa. Esto es para asegurarse de que su hombre sigue siendo Alfa. Al mismo tiempo es también una forma de controlarle. Estar sometido a estas pruebas constantemente es muy duro y drena energía.

Cuando ella hace eso a lo largo de la relación, si el hombre:

1. Falla sus tests
2. Permite que ella le controle

La atracción de ella empieza a disminuir y comienza a escalar los intentos para hacerle cada vez más débil psicológicamente y materialmente. En esta etapa los hombres que entran el Proceso de Betaización cometen el gran error cognitivo de creer que ella deberá “apoyarles” en su debilidad.

Lo que sucede en realidad es exactamente lo contrario: el proceso escala para que la mujer les haga más y más débiles.

¿Cuáles son los tests más comunes?

Manipulación

La manipulación tiene muy mala reputación en el mundo masculino, pero en el mundo de las mujeres es una forma de comunicación ampliamente extendida, que las mujeres no sienten como “mala”. Cuando una mujer manipula, siente más que está “comunicando” que que esté haciendo algo malo. En cualquier caso en lo más profundo de sus instintos, una mujer sabe que si su hombre es fácilmente manipulable por ella, seguramente no es Alfa o si lo era, ya no lo sigue siendo.

Así que ella repetirá sus intentos de manipulación periódicamente en la relación. Puedes reconocer la manipulación por la estructura del acercamiento y el uso de palabras relacionadas con “nosotros”:

“¿Qué te parece cariño si hacemos esto?
Deberíamos decirle a esta persona esto y esto otro”
“Estoy segura de que superaremos este problema juntos”

O en los casos más extremos…

“Este tío con el que chateo por internet es sólo un amigo, ¿está bien que comparta emociones con él?” – y luego te enteras de que se estaban enrollando hace unos meses en el apartamento del tío, quizá con su amiga le estaban provocando sexualmente, quizá descubras que la palabra “amistad” para ella significa que ¡estuvieron esa noche en su apartamento y él estaba intentando seriamente acostarse con ella!

El caso más impactante de los efectos de la manipulación femenina que conozco era un tío majo, que estaba llevando en coche a su novia y al amante al aeropuerto. La novia y su amante se iban de viaje al mismo hotel y al a misma habitación y él aún se preguntaba: “¿tienen una relación o son sólo amigos?”

Creedme: ¡esto pasó de verdad! Las historias de la vida real a veces son mejores que las novelas.

Si la mujer está psicologógicamente sana y tiene alta autoestima intentará presentarle tests únicamente a nivel intelectual para ver cómo reacciona ante un peligro ficticio, pero no escalará hasta dañar sus intereses o su seguridad. Una mujer con alta autoestima simplemente le abandonará si, a lo largo de la relación, él falla los tests y se deja betaizar.

Una mujer con alta autoestima que se da cuenta de que su chico tiene miedo de otros hombres, antes o después le abandonará.

Si la mujer está psicológicamente enferma y tiene baja autoestima probablemente escalará los tests a pasar a la acción y en el ejemplo anterior puede hacer cosas como ir al apartamento del otro tío, tener sexo con él y dejar que su novio/marido se entere. Esto a veces sucede por su deseo secreto de que actúe como un hombre. En este caso el comportamiento provocativo puede llevar a consecuencias tráginas como que se ponga violento o se haga daño a sí mismo.

Ahora bien, este proceso es en gran parte inconsciente e inocente por su parte: está probando a su hombre para ver si traga con sus tonterías. Si las admite entonces ya está betaizado. A partir de este punto ella sabe que será capaz de controlarle.

¿Pero qué sucede entonces con su atracción? Bien, ¡simplemente muere! Porque si él consiente en ser manipulado ¡significa que ya no es alfa!

¡Así que es la labor del hombre no dejar nunca que ella le manipule para que ella siga sintiéndose atraída por él!

En el caso en que ella tenga éxito manipulándole, ella está causandose un perjucio a largo plazo. Perderá atracción por él, y su vida emocional se extinguirá. Así que es responsabilidad del hombre impedir que ella le manipule, ya que una mujer no hará absolutamente nada para desistir de sus intentos de manipulación. Instintos muy profundos le mueven a hacerlo.

De la misma forma que un hombre violento sólo detiene su violencia cuando tiene que afrontar las consecuencias, una mujer que utiliza la manipulación sólo se detiene cuando comprende que su hombre no le permitirá manipularle.

Inducir Sentimientos de Culpabilidad

Un hombre que asume demasiado facilmente el papel de “culpable” no es Alfa. Las mujeres saben esto instintivamente. Si pide perdón por su existencia fácilmente no es Alfa: ¡es el más beta de los hombres!

Los machos Alfa de verdad creen en sí mimos y son más propensos a tomar decisiones, liderar y actuar, en lugar de ser masoquistas y sufrir la tortura de la culpa eterna.

Pero un macho Alfa sin culpabilidad puede fácilmente marcharse a la guerra, de caza y posiblemente con otras mujeres.

Así que uno de los medios más extendidos que las mujeres usan para betaizar a sus hombres es poco a poco meterles en el marco: “¡Eres el culpable por definición!”

Este método de betaizar está tan extendido que aparece incluso en las consultas de los consejeros profesionales.

Una mujer sabe instintivamente que un macho Alfa poderoso siempre es además el líder del Grupo. Si se siente culpable todo el rato será lo suficiente débil para querer protegerle a ella y a su grupo y no a otro grupo, ni irse a la guerra ni de caza.

Él gastará su energía atormentándose sobre su culpabilidad en lugar de marchar al bosque, a la guerra, o a otras mujeres.

La mujer puede hacerle sentir culpable de muchas maneras:

  • Por no elegir la comida adecuada en el supermercado.
  • Por no usar las zapatillas por casa.
  • Porque no comprende completamente sus sentimientos.
  • Por no compartir con ella suficientes emociones

¡El límite está en la imaginación!

Pero esto de nuevo contiene una ambivalencia por su parte porque, a la vez que hace que él se sienta culpable, lo que ella realmente quiere es ¡justo lo contrario! Un macho alfa que no pide perdon por su comportamiento y su orgullo.

¡Esto va en contra de sus intereses! Ella perderá atracción por él si él consiente en sentirse culpable por todo.

La labor del hombre, con el efecto secundario beneficioso de mantener la atracción, es ¡jamás aceptar el rol de culpable!

¡Eso no es Alfa!

Un fenómeno intereseante de observar es cómo los intentos de una mujer de hacer que su hombre se sienta culpable escalarán y asumirán un patrón estereotipado y mecánico cuando él los resiste. Ella tenderá a repetir una y otra vez los mismos intentos. ¡Es algo sorprendente!

Trato Maternal


En lo profundo de sus instintos una mujer sabe que si su hombre necesita demasiado una madre no es alfa.

Aun así, ¡muchas mujeres intentarán con todas sus fuerzas ser maternal con sus hombres en distinto grado! ¿Por qué? Porque mientras él más les necesite, más le controlarán.

Las mujeres saben de forma instintiva que ¡ necesidad = poder !

¡Un hombre alfa de verdad reacciona instintivamente ante esto! Nunca consentirá en acostumbrarse a un trato demasiado agradable, porque está acostumbrado a sobrevivir en el bosque o en la guerra, ¡alimentándose si es necesario de bichos pequeños y feos!

Esto no significa no darle la posibilidad de que ella se porte bien con él. Eso mataría espiritualmente a cualquier mujer. El instinto maternal es muy importante para las mujeres, pero si la situación en casa se vuelve tal que el chico no es capaz de usar la lavadora, cocinar o plancharse su propia ropa, cuando un año antes él era un orgulloso guerrero, capaz de arreglárselas en el bosque y la guerra, entonces en esta situación ¡ha sido betaizado!

Resultado: su atracción por él se extinguirá.

Así que la labor del hombre es: nunca te acostumbres a que ella sea maternal contigo. Su trabajo es ser una mujer para ti, ¡no una madre!

Un Alfa de verdad no es un muchacho, es un Hombre. Sus cuidados maternales son para sus hijos ¡no para vosotros, tíos!

Falta de Respeto


Esto no lo usan las mujeres sanas, pero otras muchas – especialmente las que son muy pasionales, tienen instintos muy fuertes, y un deseo sexual muy intenso – pondrán a prueba de vez en cuando en la relación como reaccionará su Alfa si ella sobrepasa los límites y le falta al respeto.

Puede ser cualquier cosa: flirtear con otro delante suyo, decirle algo irrespetuoso, darle órdenes, etcétera

En lo profundo de sus institntos una mujer sabe que si el chico no reacciona a su falta de respeto, no es Alfa.

Resultado: si el chico no reacciona está betaizado y su atracción por él se extinguirá.

Así que las mujeres de esta forma están dañando sus intereses. Porque si el chico no reacciona, ¡su vida emocional morirá!

Pero esto también está en lo más profundo de sus instintos, así que de nuevo es la labor del hombre ¡nunca dejar que le falte al respeto!

Comportamiento Servil del Hombre


Es es el callejón sin salida del proceso de betaización.

Si la mujer tiene éxito en el proceso de betaización y el chico no es capaz de contrarrestarlo de forma adecuada el final infeliz será que: él se volverá servil con ella.

Cuando un hombre falla los tests del proceso de betaización y no es capaz de ser Alfa en la relación, la atracción de la mujer se extingue y la relación muere.

¿Quién querría estar con un hombre que está constantemente suplicando, se siente culpable y es fácilmente manipulable? ¡Es tan aburrido y poco atractivo!

Aviso importante

Un número cada vez mayor de mujeres en países industrializados han comenzado a actuar de forma distinta en relación a este proceso. Eligen, desde el principio de la relación, a chicos que son inseguros y que no son Alfa, de forma deliberada, con el propósito de tener niños. Esto no funcionará a largo plazo, y si un chico consiente en este tipo de acuerdo, al final acabará pagando el precio.

Para un chico es mucho mejor aprender a volverse Alfa y aprender las habilidades de la seducción en lugar de pensar siquiera en casarse con una mujer de este tipo ¡que le controlará! Estas mujeres deben detectarse en el primer encuentro y deben ser evitadas a toda costa si quieres una relación o formar una familia.

¡Dirige tu energía a tus negocios, el ligue, la seducción, y nunca entres en una relación en la que te hagan más débil!

Saludos,

Franco

Danos tu opinión en el foro: Betaizando al Macho Alfa.

Podéis encontrar los artículos originales de Franco en el Blog de Seducción de Franco (en inglés). La versión original de este artículo podéis encontrarla en Betaising the Alpha Male – Process Described (en inglés).

Franco es un profesional en el campo de la psicología. Además es un golfo y un playboy :). Lleva practicando el Arte de la Seducción desde los 17 años, y ahora está dedicado a enseñar sus habilidades a todos los hombres: maridos, solteros y seductores, que quieran mejorar sus habilidades para ligar, seducir y mantener relaciones con las mujeres.

Podéis encontrar sus artículos originales en su blog: Franco Seduction


4 comentarios en “Betaizando al Macho Alfa”

  1. Juan

    Excelente publicación!!! ¿¿¿porque no lo vi antes???

    Es realmente excelente, ahora veo todo con otros ojos… que alegría saber todo esto. GENIAL!!!


  2. Juan

    Lo que quizas me hubiese gustado ver es saber algunas ejemplos de respuestas para equilibrar el hecho de ser macho alfa y no parecer un bruto o algo por el estilo… si pudieran responder?

    Gracias


  3. Man

    Excelente!!!
    Ahora se como se mas alfa.

    Yo en lo personal he aprendido con el tiempo a controlar a las parejas y generalmente terminan suplicando (casi literal) que no las abandone y ni hablar de la cantidad de meses que me buscan aun estando con alguien mas. mi celular, correo, etc. tiene la fortuna de ser ignorados olimpicamente por mi, con solo ver el remitente.
    Bien. no haymas que decir.


  4. Lobo Feroz

    Juan: muchas gracias por tus comentarios! Sobre lo que indicas de ser alfa sin ser un bruto, es un tema muy interesante. En el resto de nuestra web damos muchos consejos sobre cómo comportarse con las chicas para transmitir a la vez características masculinas y atractivas.

    Un ejemplo sería este artículo sobre cómo transmitirle a una chica que eres genuino.

    Man: gracias por tu comentario. Yo personalmente estoy a favor de una actitud más equilibrada, llevando el control de las relaciones pero intentando no hacer daño emocional a las chicas. No obstante, cada persona tiene su estilo, y debido a la naturaleza humana, a veces ser más duro conlleva tener más éxito. Es una elección personal.


Deja un comentario: